miércoles, 17 de septiembre de 2014

Pequeñas mentiras, sin "importancia"...


Esto es más o menos, lo que se capta en esta gran película del magnífico Guillaume Canet, que nos vuelve a sorprender con historias del día a día, de las relaciones humanas y de sus resultados...

que...la mentira pequeña  se va haciendo más y más grande hasta que uno la cree verdad por miedo a la reacción a la verdadera "verdad"...

que...la relaciones basadas en omitir verdades, solo llevan a ser "uno mismo" nunca...

que...se dice que es mejor estar solo que mal acompañado, si, uno se puede volver a veces "antisocial" pero se necesita para volver a ser un yo verdadero para poder darse a los demás...


Todo esto y más..., es para sentarse en un sofá cómodo, cerca de la tele y dejarse llevar por los diálogos...


Espero la disfrutéis...

Miles.

3 comentarios:

  1. Jeje, es cierto... una pequeña mentira puede convertirse al final en algo enorme... Lo mejor es ser uno mismo, no pretender aparentar lo que no somos... Besos.

    ResponderEliminar
  2. Interesante, amigo. Gracias por compartírnoslo.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me comentas cuando la veas, te gustará.
      Un abrazo.

      Eliminar

Muchas gracias por tu comentario,.......... un placer....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...